Inicio / Revista / Actualidad / CAMINANDO LOS BARRIOS…

CAMINANDO LOS BARRIOS…

Buenas, acá estamos inaugurando una nueva sección en la Mosquitera, que nos hace ponernos de pie y empezar paso a paso a recorrer las calles de nuestros barrios para contarles de qué va, qué es lo que vamos encontrando en ese caminar apacible y seguro que nos da, andar por esas veredas conocidas y que brindan amparo, casi siempre ¿no?

Con estos días otoñales que son un placer, nos vamos de ronda, tomamos El Algarrobal en Las Heras, Calle PEDRO PASCUAL SEGURA   y sus perpendiculares, muchos vecinos de El Bermejo la utilizan de ida o venida a sus hogares. Es una de las calles más antiguas de Mendoza y una bajada aluvional natural, por eso su forma de viborita y por supuesto un rio caudaloso cuando llueve.

Qué vemos? Para empezar vemos que nadie, ni antes ni ahora pensó en los transeúntes, en los peatones, no hay por donde caminar, no hay veredas, simplemente, no hay. En esta calle los vecinos en su mayoría no tienen autos o motos, andan de pie, o en cochecitos si son bebes y no tienen por donde andar. Se camina por la calle.

Tampoco hay acequias, pero sí cordones gigantes, vaya a saber quién programó la obra y quién la aprobó.  Hubiera estado muy bueno que se acerquen a los vecinos y se construya juntos, porque aunque no lo crean siempre tenemos algo que aportar.

Los árboles gigantes y añosos han sido considerados patrimonio histórico, eso nos gusta mucho, su arboleda es soberana y más en pleno verano, pero nadie se ocupa de mantenerlos, ya que hay ramas o mitades de árboles totalmente secos, esperando de un viento para caer y llevarse puestos, techos, autos, cables con electricidad y por qué no, vecinos.

En la gran curva frente a la capilla histórica, hay un poste de luz que hace la reverencia, cada vez más inclinado, creemos que hace el saludo oriental, lo vieron?  Peligrosísimo!

Encontramos grandes extensiones de lotes abandonados por sus dueños y por la comuna que debiera velar, para que esos predios no estén a la deriva, en definitiva ellos tienen el padrón de titulares. Criaderos de ratas, yuyos, y también  regios escondites para los amigos de lo ajeno. Triste, habiendo tanta falta de espacios verdes, plazas o familias sin casa.

La calle Guaymallén que comunica General Paz con Pascual Segura, es un viejo basurero y de noche se convierte en boca de lobo. Totalmente abandonada.

La calle Paraná, donde si hay vecinos y muchos, se convierte en lago cuando llueve, no tiene cordón, ni cuneta, ni banquina, por lo que el agua ingresa a los terrenos (mire la foto, no es un lago privado…es un día de lluvia). Al ser terrenos arcillosos (zona de ladrilleras), el barro tipo greda hace imposible caminar por ella. El drenaje subterráneo para el agua que hay en la esquina con P.P. Segura está tapado por lo que el agua no puede escaparse por la acequia gigante que hay. No tiene recolección de residuos. Adivine donde se tira la basura? Las luminarias muchas están rotas.

Esto vimos…, y también vemos que hasta la Maipú hay cierta limpieza y gestión, desde la Maipú a la Aristóbulo, nadie se ocupa, será que como son pocos vecinos, por eso podemos quedar abandonados? Hoy fue triste salir a caminar por los barrios, no encontramos lo que queríamos!!

Check Also

FILOSOFÍA Y DEPORTES “EN ORSAI”

Quedar en orsai, quedar fuera de juego, se aplica en la competencia y en la …