Inicio / Revista / Actualidad / SI SE PUEDE: LAS REFORMAS QUE SE VIENEN

SI SE PUEDE: LAS REFORMAS QUE SE VIENEN

   Por: Luisa Álvarez y Fernando Álvarez

Yo vivía muy bien y con lujos, todo poseía

No tenía que desear, pues todo fue de mi elección

Pero sin avisar como bomba, aterriza un intruso

Mi vida tranquila, de pronto comienza a cambiar…

Caaaaambios extraños que hay en mí, caaaambios…

TOY STORY

Cambios que hay en mí

Decíamos  en la editorial del mes pasado que nuestro pueblo votaría a aquellxs dirigentes a los que les tuviera más confianza para decidir su destino. Claro, el pueblo es un universo diverso, variable, diferente entre si y va cambiando además permanentemente, como usted y como nosotros.

El pueblo habló votando y siguió eligiendo a quienes están gobernando, pensó y analizó este tiempo de gestión y dijo: Si. Si se puede tener confianza y creer que harán los cambios que yo, mi familia y mis amigos necesitamos. El oficialismo chocho puso manos a la obra y 10 días después ya tenía puestas en marcha tres reformas fundamentales: la Laboral, la Impositiva y la Previsional. Para que de una vez por todas lleguen las ansiadas inversiones, y ustedes, y nosotros, podamos ver por fin, la luz al final del túnel.

Seguramente en los medios se va a hablar mucho sobre alguna de estas reformas, aunque como ya viene siendo costumbre se dirá bastante poco. Fieles a nuestro estilo, nosotros trataremos de hundirnos en ese fárrago de informaciones para tratar de entregarle algunos aportes que nos ayuden a pensar

La Reforma Laboral

  • Uno de los primeros desafíos que se propondrá la nueva reforma será CAMBIAR el concepto de salario del trabajador. En esta nueva definición se intentara separar el sueldo de lo que ellos llaman “beneficios”. En el bono de sueldo usted tiene desglosado todos los ítems que componen su salario y además los descuentos. Estos ítems tales como zona, antigüedad, etc…, son tenidos en cuenta a la hora de disputar algún derecho, la idea es eliminarlos para bajar el monto de las posibles indemnizaciones.
  • Se intenta además RENOVAR- CAMBIAR los jueces del fuero laboral para lograr este objetivo. Claro que los jueces que ocupen estos lugares serán aquellos que entiendan y compartan este nuevo concepto. La excusa perfecta es la lucha contra la “Industria del Juicio”, industria que dejaría de crecer si tan solo los empleadores cumplieran con las leyes vigentes.
  • A aquellos empresarios que tengan y hayan tenido trabajadores en negro, se les reducirá o anulará la multa correspondiente. Y a aquellos que tengan deudas se les dará facilidades para pagar. A otros se les darán bonos de créditos. Recordemos que si aún así, algún obrero retobado quisiera cobrar los aportes que nunca le hicieron, ya tenemos funcionando el cambio de jueces que piensan como los empleadores/empresarios.
  • Para incentivar que los empleadores contraten más trabajadxres, los primeros $10 mil de sueldo, tendrán una reducción del porcentaje que cada empleador debe pagar por cada trabajador o trabajadora.
  • Se buscara que quienes tengan planes sociales actualmente, trabajen en algún lugar, por lo tanto esa ayuda social pasará a ser parte del sueldo, lo que implica que ese monto estará sujeto a los descuentos que tiene cualquier trabajador. Además las cargas que el patrón debe pagar por ese trabajador las asumirá el Estado, ya que existe el temor de que los empresarios no los quieran incorporar como trabajadxres efectivos.
  • Se habla de CAMBIOS en las jornadas de trabajo, que pasarían de 8 a 10 horas. Los jóvenes hasta 24 años que ingresen a una fábrica a trabajar, ya no serán obreros, sino “aprendices”. Que es el nuevo nombre que se le dará al que trabaja gratis.

 

La Reforma Previsional

Ya antes de las elecciones el director de Anses , Emilio Basavilbaso, explicaba en distintos medios oficialistas los beneficios que le traería al país  una reforma previsional, es decir que usted tenga que trabajar más años para jubilarse, por supuesto que evitaba mencionar esto y hablaba más bien del “derecho” que tenemos todos de seguir activos una vez que cumplimos la edad jubilatoria, si así queremos hacerlo. Recordemos que ya en el 2016 el gobierno presentó un proyecto en el congreso para que en el lapso de tres años se tratara la modificación de la edad jubilatoria.  Ya en aquel momento el hombre había tirado un número, al amable ruedo de los medios oficialistas, diciendo que la expectativa del gobierno era que las mujeres se jubilaran a los 63 y los hombres a los 67.

Una vez que se produjo la confirmación de las urnas, ni lerdo ni perezoso, Macri presentó un paquete de reformas entre las cuales estaba la modificación del cálculo por el cual se realizan los aumentos semestrales a los jubilados. De acuerdo a este nuevo numerillo mágico, los jubilados cobrarán entre un 12 y un 15 % menos que antes, es decir por debajo del índice inflacionario proyectado, y sobre todo, permitirán al gobierno ahorrar unos 100.000 millones de pesos al año, que le vendrán fenómeno para hacer frente a los crecientes intereses de una creciente deuda externa.

Envalentonados, como están, los asesores económicos del gobierno, se preparan para lo que viene: “De todas las medidas propuestas, la más importante es la reforma previsional, si avanza esta, avanzarán todas las demás” dijo en su reciente visita a Mendoza Carlos Melconian.

Sin más preámbulos pasemos a algunas especificidades de esta belleza que estamos gestando juntos:

  • Se creará una pensión por vejez universal que corresponde al 80% de la jubilación mínima. Aquel que complete la edad pero no tenga los aportes ya no podrá acceder a la jubilación mínima sino a esta pensión universal. O sea, se baja el valor de la mínima y se obliga a las mujeres a esperar cinco años más para acceder a su pensión-jubilación -según la ley actual pueden jubilarse a los 60 años -.

¿Habrá una forma de aumentar el monto recibido como pensión mínima?, por supuesto, si lxs trabajadorxs deciden seguir trabajando más allá de los 65 años, cada aporte se le computará como extra al monto a cobrar.

  • Se mantendrá el sistema de reparto, pero… se modificará el cálculo para determinar el haber inicial de cada jubilado. En resumidas cuentas le diremos que este número se achicará en relación a lo que se cobra hoy, porque… aquí aparece la tercera modificación.
  • Se permitirá que los trabajadorxs hagan aportes voluntarios para aumentar su jubilación. Usted por ejemplo cobra una herencia, y ahora podrá ponerla en unas cajas habilitadas por el gobierno donde guardará ese dinero que se sumará a su monto de jubilación el día que le toque cobrarlo. Lo que no aclara esta parte es que ésta podría ser la puerta abierta para el regreso del sistema financiero al sistema de jubilaciones, es decir una especie de AFJP aggiornada a los tiempos actuales.

En fin, vaya comprando el paraguas porque se viene la lluvia de reformas. Es cierto que para ser aprobadas deben pasar antes por el congreso, que como dijimos al comienzo está formado por los diputados y senadores que ustedes y nosotros votamos. Ahora bien muchos de ellos supuestamente están en contra de estas reformas y pertenecen a provincias que no son del mismo color político de quienes representan el Estado en este momento. Bueno sígalos de cerca porque se rumorea que las reuniones con los gobernadores son para que ellos, les  indiquen a propios y ajenos que deben “colaborar” aprobando las reformas porque si no cada provincia puede tener problemas a la hora de que la Nación, deba aprobar obras o enviar dinero o tener en cuenta su economía regional. Bueno son rumores, veremos,  mejor nos mantenemos alertas y  vemos para qué lado disparan, los diputados y senadores, ¿no?

Leer también

ACHICAMIENTO DEL MERCADO + TARIFAZO = REPRESIÓN

Espacio de las fábricas y empresas recuperadas Por Fernando Alvarez Tiran por la espalda Raúl …