Inicio / Derechos Humanos / JULIO LÓPEZ PRESENTE SIEMPRE, ESTA VEZ EN LA LUCHA DE SU HIJO RUBÉN

JULIO LÓPEZ PRESENTE SIEMPRE, ESTA VEZ EN LA LUCHA DE SU HIJO RUBÉN

Rubén López, hijo de Jorge Julio López, nos visitó en los estudios de La Mosquitera, en compañía de su esposa, Coqui. En una entrevista muy profunda pudimos conversar de muchas situaciones que Rubén ha ido atravesando a lo largo de toda la lucha de su padre, y la propia, sostenida por la lucha de las Madres de Plaza de Mayo, enarbolando sus banderas.

El caso de Julio López es uno de los casos da mayor renombre en la larga lista de las y los desaparecidos de nuestro país. Fue detenido y desaparecido durante la dictadura cívico militar, en 1976; en 1979 cambiaron la figura y pasó a manos del PEN (Poder Ejecutivo Nacional), rotulándoselo cono “preso político”. Recuperó su libertad  y desde entonces, López se puso a disposición de contar todos los tormentos que padeció durante esos años, pero también todo lo que escuchó y vio. Era un testigo clave para las causas que caían en los hombros de militares de alto, mediano y bajo rango.

En los años previos a las Leyes de Obediencia de vida y Punto Final, los juicios a los genocidas eran simbólicos, es decir, no iban presos. En 2004, cuando se levantaron esas leyes de la impunidad, se volvieron a elevar los juicios, esta vez, con la certeza de que quienes fueran culpables, irían a cárcel común. “En 2006 le tocó declarar a mi viejo, lo acompañó su familia, en esa declaración, durante más de tres horas, dio cuenta de lo que vio y sufrió él y muchos de sus compañeros”. El 18 de setiembre  es el día de los alegatos, y es el día en que presuntamente desaparece Julio López. Durante el juicio, cuando los acusados son sometidos a derecho, sólo pueden participar en el inicio del juicio, cuando les leen las acusaciones, durante la lectura de los alegatos, y durante la lectura de sentencia. Etchecolatz el día de los alegatos estaba presente.

“Mi viejo sale en la madrugada de su casa, y después no sabemos nada. La carátula de la causa dice presunta desaparición forzada de personas. Porque implica que un agente del estado es partícipe (generalmente es una fuerza policial nacional o provincial)”

En 2011 corrió un rumor, que se hizo eco en los medios de que López estaba enterrado en las vías del ex Ferrocarril Roca, que une La Plata con Constitución. Hubo un supuesto testigo que sólo habló en algunos canales de televisión, de espaldas, y de manera anónima. A partir de esos testimonios se hicieron rastrillajes, que no arrojaron ningún dato del cuerpo de Julio López.

“Fue una versión que implantaron ciertos periodistas, que no se hicieron cargo de todo el sufrimiento de la familia, y de todo lo que implicó para movilizar esa búsqueda. Son operaciones de distracción. De estas situaciones pasamos muchas”

Así también, Miguel Etchecolatz, en otro juicio en 2014 se dejó ver y fotografiar con un papelito con dos leyendas: “Jorge Julio López” / “secuestro” (o secuestrado, no se lee bien). “Ese papel lo daba vuelta a sabiendas de que sería fotografiado”. Esta situación es una de las que hacen pensar a la familia que es el mismo genocida que por los setenta secuestró y torturó a López, fue quien, a lo menos sabía, cuál fue su destino aquel 18 de setiembre de 2006.

Algo de historia

Julio López, era trabajador de la construcción, albañil, y tenía un fuerte compromiso social, político y tuvo que hacerse cargo de esta lucha tan grande. Por eso él tenía tanto compromiso con las banderas de la verdad, la memoria y la justicia. Hay muchas personas que recién ahora están animándose a hablar, siguen apareciendo relatos nuevos, y se cuentan nuevas historias que no estaban registradas. “Todo el tiempo hay nombres y situaciones nuevas, con el correr del tiempo van recordando. Hay muchos que tenían miedo de hablar, otras víctimas, tenían miedo de que vuelva a pasar lo que en la dictadura, y hasta a veces sienten vergüenza de ser sobreviviente”.

“Mi viejo hacía el ejercicio de escribir en notas para no olvidar, tenía registro de las cosas que iba recordando”

Rubén encuentra una explicación de lo que sucedió con su padre en los procesos históricos de nuestro país. Y cómo las instancias político económicas fueron preparando el terreno para que en la dictadura cívico militar pudiera implantar un modelo neoliberal, que fue profundizada con Menem en los 90 y actualmente con este gobierno, que está aplicando con crudeza políticas neoliberales.

“Ahora hasta copian hasta los decretos de Martínez de Hoz”

Y frente a estas realidades siempre ha habido un sector de la sociedad que sale a reclamar, a luchar frente a las injusticias. El modelo requiere de un sistema judicial que sea cómplice de los gobernantes, para darle impunidad a quienes están al servicio de las corporaciones, destruyen el tejido social, atropellan derechos y leyes.

“La corporación judicial es la que se presta para hacer esto, se cuidan entre ellos. No investigan a los amigos. Este gobierno quiere reformar el sistema judicial para cuando terminen su mandato no los puedan juzgar. Hoy están encarcelando a dirigentes políticos sin pruebas; hoy dejan libre a Etchecolatz  con cinco condenas a prisión perpetua, y la policía lo cuida para que la gente no lo agreda. Él está libre en su casa. El juez (Martínez) Sobrino le dio la domiciliaria y él mismo es uno de los acusados de apropiación de bebés en la dictadura”.

El rol del Estado: antes y ahora

A la hora de analizar cómo ha sido el comportamiento del Estado, durante los distintos gobiernos, Rubén López aclara que el gobierno anterior estuvo presente, acompañando y poniendo a disposición lo que se requería para las investigaciones:

“Cuando el año pasado hacían esa comparación estúpida entra la desaparición de mi viejo y la de Santiago Maldonado, yo siempre digo: el gobierno a nosotros siempre nos acompañó hasta el 09 de diciembre de 2015. Ahora, ¿lo encontramos a mi viejo en el gobierno anterior? Y, no. El Estado siempre es responsable por acción o por omisión; en caso de que se comprobara que en el caso de mi viejo hubo responsabilidades del estado, tendrán que hacerse cargo. Pero con Santiago es distinto: en el caso de Santiago (Maldonado) el Estado fue responsable por acción. Es el gobierno el que propició lo que sucedió con Santiago”

Rubén tiene claro que este gobierno fue elegido democráticamente, pero que mintió a sus votantes. “Nunca creímos que este gobierno iba a ser una derecha tan dura, que hizo aflorar a los fachistas que muchos tienen adentro; el problema quien se deja mentir”. Este gobierno avala, justifica y propicia la violencia institucional y “el Presidente recibe al polícía que mató a un supuesto ladrón por la espalda”.

“El mayor problema es que el gobierno miente y el pueblo le cree. Instalaron que los gobiernos anteriores son todos chorros… pero en definitiva no tienen pruebas de nada, y los meten presos igual”

El hijo de Jorge Julio López pasó por Mendoza. Hizo la ronda junto a María Domínguez. “Nos llevamos las formas en que están luchando por los derechos humanos en todo el país. Mi viejo es el más valiente de todos nosotros. Era muy fácil participar de organismos de derechos humanos en el gobierno anterior. Si las madres no le tuvieron miedo a las botas, nosotros no podemos tenerle miedo a este gobierno pseudo democrático y autoritario”.

Escuchá la nota completa:

Leer también

FISURAS DEL CAPITALISMO DONDE NACEN FLORES: HOY, LA COOPERATIVA LA CHIPICA

La Cooperativa La Chipica (El Almacén Andante + El Espejo) visitó los estudios de La Mosquitera, …