Inicio / Revista / Actualidad / BASES MILITARES YANQUIS EN ARGENTINA

BASES MILITARES YANQUIS EN ARGENTINA

Por Fernando Álvarez

Soberanía en jaque

El tema de la intervención de las fuerzas armadas de EE. UU en nuestro país está fuera de la agenda mediática. Sin embargo, existe gente como Elsa Bruzzone que es profesora de Historia, especialista en Geopolítica, Estrategia y Defensa Nacional, Secretaria del Centro de Militares Para la Democracia Argentina (CEMIDA) y asesora ad honorem del Congreso Nacional sobre recursos naturales estratégicos. Ella es una de las que mejor conoce la problemática de las Fuerzas Armadas y la Soberanía Nacional. Y aunque sólo la inviten a hablar desde medios autogestivos, comunitarios y barriales, no se cansa de alertar sobre los acuerdos cuasi secretos que el gobierno de Macri viene realizando con el Departamento de Estado y las Fuerzas Armadas de EE.UU.

La Visita de Obama

Como todos sabemos con la llegada a la presidencia de Macri, se generó un nuevo clima mundial hacia nuestro país. Un signo de ello fue la visita del mismísimo presidente del país del norte. No trajo un solo dólar de inversión pero se llevó algunos acuerdos más que interesantes. Cuenta la profe Bruzzone en una entrevista para Radio Atomika de Santa Fe en Enero de 2017:

“…cuando Obama visitó el país, la semana de 24 de marzo de 2016,  se firmó un convenio para establecer dos bases militares de los EE.UU. Una en Misiones, en lo que se conoce como la triple frontera, con el pretexto de lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. El lugar donde estaría emplazada sería unos de los más importantes de carga y recarga del Acuífero Guaraní. Uno de los reservorios de agua dulce más grandes del mundo…” “… la otra base estaría ubicada en Ushuaia, en este caso las razones dadas por EE.UU son las de brindar apoyo logístico a las misiones científicas en la Antártida, territorio que ya está siendo proyectado para la extracción de hidrocarburos y minerales. Dentro de estos convenios también estaba la obligación de que nuestro país enviara tropas de apoyo para las intervenciones militares que realiza EE.UU en África, estas misiones no son otra cosa que una intervención militar lisa y llana sobre países que están en guerra civil, o en plena lucha contra grupos terroristas que fueron creados y financiados por EE UU y sus aliados de la Otan, el Golfo Pérsico, Turquía, Arabia Saudita e Israel…”

“… otro de los acuerdos que se firmó entonces pero en ese momento no trascendió, sino que lo supimos el 10 de noviembre de 2016  por un informe del gobierno de Georgia, establece que, por pedido del gobierno argentino, la Guardia Nacional de ese estado Norteamericano puede intervenir en nuestro país, si se considera que estuviera por transformarse en un Estado Fallido, o que el gobierno democrático corriera riesgo. La ley de seguridad interior prohíbe el uso del ejército para la seguridad interior. Lo grave es que un acuerdo de este tipo debería pasar sí o sí, a través del congreso”

En otra nota del 18 de enero de 2018, dada a la radio comunitaria Camco de Santa Fe, Bruzzone amplía sobre esta cuestión:

“… lamentablemente la utilización de la Guardia Nacional del Estado de Georgia en asuntos de seguridad interna de nuestro país, no ha podido tratarse en diputados, a pesar de que algunos diputados han hecho presentaciones. Esto se debe a que quien preside la Comisión de Relaciones Exteriores es nada más y nada menos que Elisa Carrió, quien es una asidua concurrente a la Embajada de los EE.UU. y que además ha sido vista muchas veces reunida en los EE.UU con miembros del servicio de inteligencia de aquel país. Sospechamos que esta estrecha relación tiene que ver con que no se de curso al tratamiento de este tema tan sensible…”

La Visita de Tillerson

Luego de la visita a nuestro país del secretario de estado Rex Tillerson, y la posterior visita del ministro Garavano a los EE.UU, Bruzzone señala en el diario cooperativo Tiempo Argentino que “… sospechosamente después de estas visitas se activó la posibilidad de establecer 2 bases militares más de los EE.UU en el país, una en Neuquén y otra en Jujuy…” “… con el mismo patrón de las otras, en este caso el emplazamiento  sería sobre la superficie de Vaca Muerta y “casualmente” en Jujuy sobre los yacimientos de Litio que existen allí…” “… no es ningún secreto la búsqueda de materias primas estratégicas por parte de EE.UU que en su país ya han sido depredadas. Es el mismo patrón de acción que han llevado adelante en otras bases militares alrededor del mundo, inspeccionan, mapean, analizan el lugar, lo explotan, lo saquean y se van. Lamentablemente se está cediendo soberanía en temas claves para nuestro futuro como país. Para poder frenar esto necesitamos una reacción popular que obligue al gobierno a tratar estos temas en el ámbito del Congreso, y no en el secreto de un escritorio, porque los medios masivos también lo están invisibilizando…”.

Soberanía en tiempos de la Posverdad

Cuando hablamos de soberanía, hablamos de tomar libremente las decisiones sobre aquello que necesitamos para vivir nuestra propia existencia, como país y como personas. Si el gobierno continúa con la actual política exterior, es muy posible que al final de su gestión hayamos perdido territorio, libertad y dignidad. Pero eso sí, tal vez hayamos recuperado algo de verdad, esa especie de vara extensible que separa lo que creemos de lo que sucede en la realidad.

Leer también

CAMPAÑA CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES: GISELA GUTIÉRREZ

En un sistema patriarcal coincidimos que las mujeres no desaparecen sino las desaparecen. Desde la …