Inicio / Medio Ambiente / NOVIEMBRE: EL MES DEL AGUA Y LA LUCHA POR PRESERVARLA

NOVIEMBRE: EL MES DEL AGUA Y LA LUCHA POR PRESERVARLA

Como marca el calendario el 20 de noviembre se recuerda en Mendoza el día provincial del agua. Esto se debe a la sanción de la ley provincial N°8629 de ciudadanía del agua, donde se establece noviembre como el mes del agua. En 1884 se sancionaba la norma que aun rige la administración y distribución del recurso hídrico en Mendoza denominada “ley de agua”.

En cuanto a su cuidado y justa distribución Mendoza tiene un largo recorrido de participación y lucha social. Desde distintos puntos de la provincia las voces de las asambleas de vecinas y vecinos autoconvocadxs han sido imprescindibles para frenar los atropellos de cierta clase política y empresarial que buscan convertir un recurso y un bien natural de todxs, en un negocio para pocxs. Envenenando y malgastando la mayor riqueza que puede encontrarse en un desierto “El agua”.

Hoy nuevamente estos sectores empresariales ligados a la minería contaminante junto al oficialismo gobernante y parte de la oposición legislativa buscan modificar la ley 7722 para que se puedan usar sustancias tóxicas en la explotación minera. Como respuesta la sociedad mendocina manifestó su rechazo a estas maniobras saliendo a las calles y logrando suspender su tratamiento en la legislatura.

NO HAY MAS AGUA
Para seguir interiorizándonos de la importancia vital que tiene en nuestras vidas el agua entrevistamos a el Dr. Ricardo Villalba ex director del IANIGLIA, científico e investigdor del CONICET. Villalba nos invita como primer análisis a rescatar dos puntos fundamentales que ejemplifican la importancia del agua en nuestra provincia.
“Mendoza tienen entre un 4 o 5 % de su superficie irrigada, uno se preguntaría por qué, y la respuesta casi inequívoca es porque no hay más agua”
Villaba se refiere a la cuenca del río mendoza como aquella que distribuye nuestra agua y reafirma que ya no hay posibilidad de acceder a ese recurso porque ya ha sido todo distribuido.
“Debido a esto es claro y vital que el agua moviliza las actividades sociales, las actividades comerciales de la región y que tiene una importancia increíble”.

CAMBIO CLIMÁTICO
Muchas veces cuando se habla de cambio climático, producto del calentamiento global fundamentalmente, se lo hace ubicándolo fuera de nuestro entorno y cotidianidad. Las empresas mediática que solo ponen el acento en emparentar el calentamiento global en el derretimiento de los hielos en la Antártida o en el alto nivel del mar, no nos ayudan a percibirlo aquí y ahora.
Pero ¿cómo impacta este calentamiento global en lo regional, en lo local en nuestra cotidianidad?
Al respecto Ricardo Villalba nos expresa con gran claridad mediantes ejemplos concretos de cómo sucede y cómo este afecta directamente nuestra salud. De esta manera vincula la crisis hídrica que lleva 10 años en nuestra provincia con los cambios climáticos fruto del calentamiento global.
“Es Muy claro que aquí en Mendoza se da en forma mucho más silenciosa, como hace la nieve cuando cae, mostros estamos perdiendo justamente esa capacidad de retener agua en la cordillera. Y que eso es consistente con el cambio climático. Los modelos justamente de cambio climático indican para la región que las precipitaciones en las cordilleras van a disminuir, están disminuyendo”.

Otro tema asociado a los cambios en nuestro ambiente y que nos afectan directamente es lo que se denomina “las noches cálidas”. Y que la organización mundial de la salud alerta sobre el daño que esto produce en nuestra salud.
Ricardo Villalba lo explica de la siguiente manera “cuando yo voy a dormir y la temperatura de la habitación donde voy a dormir está por encima de 20°, eso se denomina “Noche tropical” así lo defina la OMS porque el cuerpo no descansa, el cuerpo para descansar necesita temperaturas de menos de 20°. En el año 50 60 nosotros hemos mirado cuantas noche tropicales habían en Mendoza, en verano habían 5 noches en promedio (…) en este momento tenemos más 30 días al año”.

Es muy claro que nuestro entorno está cambiando lentamente y con ello recursos tan importantes como el agua y nuestra salud se ven muy afectados.

EL DESAFIO DE LA COMUNIDAD CIENTIFICA
Una de las argumentaciones que surgen de quienes defienden este modelo de desarrollo que trae como consecuencias, crisis hídrica, cambio climático, contaminación etc. corresponde a justificar esto definiéndolo como “un proceso natural”. Es decir en otros momentos de la historia se pasó por momentos de cambios drásticos en nuestro ambiente, por ej. las glaciaciones y lo que sucede en este momento pasará como aquello sin generar mayores problemas.
Sobre este tema se puede observar una tensión constante entre el modelo de desarrollo y sus consecuencias. Es importante destacar esto porque el motor de la economía del mundo se sustenta en la explotación de los combustibles fósiles, el petróleo que hace posible la vida como la conocemos hoy, y es justamente ese uso claramente desmedido y desequilibrado lo que perjudica la vida en nuestro planeta.
Al respecto Villalba nos dice “el uso de esa energía que produjo ese gran negocio, ese desarrollo tecnológico va a luchar contra esa personas que sabemos que el cambio climático es consecuencia del uso de ese combustible. Entonces postularon la situación que eso es parte de una situación natural de lo que vive el planeta, que la tierra pasó periodos más frio más cálido y que lo que hace el hombre no tiene nada que ver(…)sigamos consumiendo, quemando petróleo, destruyendo bosques, secando ríos que el hombre no tiene nada que ver. Fue ese justamente el desafío de la comunidad científica tratar de demostrar que las cosas no es así (…) lo que se usó para demostrar eso fue los testigos de hielo”
“La actividad humana, esta avaricia por tener recursos por quemar cosas, mas aire acondicionados, mas televisores, mas autos, más dinero en el bolsillo. Eso lo único que nos está llevando a empujar al mundo fuera de los rangos naturales de variabilidad. Estamos viviendo una situación que al menos los científicos pueden mostrar que en el ultimo millón de años nunca ocurrió algo como lo estamos viviendo”

UN MODELO PARA DESARMAR
Hay que prestar atención que lo abordado en esta nota no pretende generalizar en cuanto a la responsabilidad de quienes afectan nuestro entorno, entre ellos fundamentalmente recursos como el agua. Claramente es responsabilidad absoluta de un sistema que sienta las bases en todo tipo de desigualdades, donde los recursos no son para todxs y en donde la contaminación tampoco es producida por todxs de la misma manera.
“el 50% de la población más pobre solo es responsable del 10% la emisión de gases tipo invernadero, mientras que el 10% de la población más rica es responsable del 50% de la emisión de esos gases (…)el problema del cambio climático es un problema de desigualdad” así se expresa Villalba en relación a las responsabilidades que este sistema neoliberal capitalista tiene en cómo se proyecta la vida en este planeta.
La salida o una de las posible salidas para cuidar nuestro planeta, nuestra agua son las energías alternativas así lo afirma Villalba “cuando uno ve que los políticos, apoyados justamente por estos modelos de desarrollo pretenden poner parches, digamos para el crecimiento, esto no se arregla metiendo una ley sacando una ley, sino tenemos que pensar en un futuro más largo plazo, no hagamos parches que lo único que pueden crear son problemas para las generaciones venideras (..)las energías alternativas son claves y fundamentales es lo que está demandando el mundo”
Para escuchar mas acá te dejamos la entrevista completa:

Leer también

UN ESTADO AUSENTE

Una mujer denuncia el derrumbe del su techo de casa, debido a que los desagües …