Inicio / Revista / Actualidad / BANCO CENTRAL, DONDE ESTÁ LA PAPOTA

BANCO CENTRAL, DONDE ESTÁ LA PAPOTA

Por: Rubén Vigo
DESDE EL BANCO CENTRAL, TODO PUEDE DESTRUIRSE, y flor de cambio que hubo ahí, “atenti”. Ya nos pasó, y no una sola vez, recordando, mucho crédito, dólares prestados que hay que pagar después, y el Banco Central una canilla por donde se escapan los verdes que se los llevan entre pocos. Después, generaciones de argentinos y argentinas reventadas. Reglamentar el funcionamiento del Banco Central es fundamental para ver cómo levantamos velas hacia un buen puerto. Este lugar, que en apariencia es de todos, pero en realidad es para pocos, este organismo donde dicen que nos defienden y sin embargo nos meten goles en contra, ahí, en el BCRA, es donde tenemos que poner atención para comprender su funcionamiento y que no nos rematen la casa. En el BCRA está la guita de todos, ahí imprimimos los billetes, ahí van los dólares de las exportaciones, ahí entran los préstamos del exterior, ahí decidimos qué hacer con los ahorros, ahí controlamos a los bancos privados para que no sólo hagan sus negocios. Éste es el ombligo de la Argentina, es donde está la papota, todo cambió.
EL CRÉDITO SE HIZO INALCANZABLE y mal dirigido, desaparecieron los controles que forzaban a los bancos a prestar guita a la producción, y se modificó la Línea de Crédito para la Inversión Productiva (LiCIP) que obligaba al sistema financiero a destinar hasta el 7,5 por ciento de sus depósitos privados para prestar a la pequeña empresa con tasas subsidiadas al 18 por ciento anual, ahora los bancos prestan a quien quieren y como quieren. La Superintendencia de Seguros y la Comisión Nacional de Valores (CNV), ya no obligan a las compañías de seguro y fondos comunes de inversión a financiar también a la producción. La ANSES redujo la participación de los créditos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) a la producción, y tiene la meta de rifarla, chau a los viejitos.
LOS DÓLARES ENTRAN Y SALEN COMO QUIEREN, se eliminó el encaje para que los fondos extranjeros dejen depositados y retenidos el 30 por ciento de lo que ingresan, ahora llegan los inversores golondrinas con los verdes, hacen la bicicleta, y cuando ven dudas, rajan en manada dejándonos con los bolsillos dados vuelta, encima no pagan impuestos. Después de tantas crisis en el mundo por esta razón, hasta el FMI y el G-20 recomiendan evitar tales grados de liberalización financiera. “En la Argentina, la desregulación de capitales siempre propició etapas de endeudamiento, que cuando la cortan, dejan en ruinas al Estado. La bicicleta financiera genera devaluaciones bruscas”.
LA MANGUERA ABIERTA PARA QUE SE ESCAPEN LOS VERDES, el Central volvió a abrir el grifo para que las multinacionales giren ganancias a sus casas matrices. Ya salieron más de 10000 millones de dólares del sector privado por esa vía, sacamos préstamos que pagamos todos y estos ñatos se los llevan.
COMPRÁ LOS DÓLARES QUE QUIERAS, esto es un almacén, la posibilidad de comprar divisas antes tenía tope. Hace unos meses subieron el límite a 5 millones de dólares mensuales y ahora no hay tope, igual en El Bermejo nadie los compraba, ¿pero quiénes están siempre en primera fila para llevárselos?, todas las multinacionales y los ricos. También se suprimieron regímenes informativos de operaciones cambiarias por comercio exterior para que nadie se entere de nada, los pata de lana financieros evaden fiscalmente a través de transacciones entre empresas con sus casas matrices. El sector automotor, las exportadoras de cereales o las telefónicas, eran las más controladas por el uso de los precios de transferencia, ahora libres como el viento se la llevan en engarilla.
TE PAGO LA TASA QUE QUIERO, TE COBRO LA QUE ME GUSTA, no hay más topes para cuando te dicen “te pago un tanto por ciento por tu plazo fijo y te cobro un montón de tasa si te presto”, esa diferencia estaba regulada, había un tope, ahora, agarrate Catalina. Te pagan poco si les das, te cobran mucho si les pedís. Los bancos se mandan la gran bicicleta, con lo poco que te pagan en plazos fijos compran Lebacs (títulos del Estado) que les dieron hasta el 38% de interés, se llenan de guita, y el país, todo el pueblo, cada día debe más.
LAS COMISIONES LAS ELIGEN LOS BANCOS, y sin que nadie les toque el hombro para retarlos, ahora ya pueden decirte: che, tu caja de ahorro sale el doble, tu cuenta corriente el triple y la renovación de las tarjetas el cuádruple, ni te cuento los intereses si no pagás, o si te metés en un Cajero Automático porque estás sin un mango. Plena libertad para agujerearte el bolsillo.
NO HAY DÓNDE DENUNCIAR, aguantate y tomá mate, si algún banco te mete la mano en el bolsillo, andá a reclamarle a Gardel, porque no hay dónde decir ¡me están reventando!, la oficina del defensor de usuarios financieros es una cáscara sin gente, la volaron.
MAL FIN, la devaluación, la bicicleta financiera, y todas estas medidas le hicieron ganar en once meses a los banquitos un 52 por ciento más que el año pasado, bajaron los créditos entregados pero igual ganan más y sin riesgos. Así es la cosa, especulan, fugan divisas, mientras que la economía en la calle se hace bosta, a ellos nadie les dice nada. Así vamos de contramano, y si encima le meten mano a la Carta Orgánica que regula la actividad del BCRA, y desregulan la economía, estamos fritos che.

Leer también

ÚLTIMA FUNCIÓN DE “LO QUIERO YA”

Será el sábado 04 de diciembre a las 21.30 hs en el espacio cultural recuperado …