Inicio / Economía / VENEZUELA: LA PAZ O LA GUERRA MADE IN USA

VENEZUELA: LA PAZ O LA GUERRA MADE IN USA

Siempre supimos de Venezuela, sobre todo después que Hugo Chávez asumió su primer gobierno, hace 20 años atrás.

Nota escrita por el Comité de Solidaridad con Venezuela

Los grandes medios que monopolizan la construcción de sentidos y nos dicen cómo son las cosas y qué es lo que pasa con la realidad de los días en todos los lugares del planeta, se encargaron, desde sus inicios, de advertirnos de que lo de Chávez venía mal. No hubo proceso electoral, bajo los sucesivos gobiernos chavistas, que no escapara de la duda y la intriga de importantes sectores de la llamada “comunidad internacional” (es decir, de los países e instancias supranacionales que tienen poder de voz potente, derecho a veto y, fundamentalmente, poder económico y militar). Y a pesar de las repetidas, y a veces contundentes, victorias electorales del proyecto bolivariano, avalada por múltiples mecanismos de verificación internacional, ha sido difícil para Venezuela  superar el estigma, el persistente acoso, el bloqueo liso y llano de varios países liderados por Estado Unidos; el embargo de las cuentas exteriores del estado y reservas de oro; el llamado abierto a intervenir militarmente y, con el afán de completar el cartón; en la actualidad tenemos otro presidente juramentado en la calle, sin invitados ni honores, pero con algunos chocos que le ladran. Sabemos que ya viene en camino la “ayuda humanitaria”, la cual se podría obviar si cesara el bloqueo y que la idea, dicha sin tapujos, es voltear a Maduro y acabar con el proyecto bolivariano en Venezuela.

Señoras y señores: ¡tenemos villano!. Pero este, a diferencia de otros villanos, permite elecciones; prensa opositora; manifestaciones; opositores que funcionan en edificios oficiales y hasta una suerte de poder dual precario que generó ciertos entusiasmos pero con nulo poder real. No sabemos de opositores desaparecidos, masacres, etc. El “régimen” o “la dictadura” como quieren hacernos creer, ha desarrollado una política internacional de cooperación y solidaridad de la cual muchos países pueden dar testimonio, sobretodo en el Caribe y África. (Personalmente, a mí me conmueve y emociona la Misión Milagro, proyecto impulsado junto con Cuba.No les voy a comentar…está en internet y, de paso, aproveche y vea su nuevo recorrido con el Mendotran…suerte!). ¡Cuidado! No quiero venderles a Maduro pero, ¿es Maduro? ¿Será Maduro?

…Porque de villanos sabemos en América Latina; la mayoría paridos por los mismos yankys y algún compinche local. A nuestros  villanos, le peleamos nosotros; el pueblo, con lo que sea y con las más nobles causas por bandera, esas que dicen de la libertad, la solidaridad, la igualdad; le peleamos por trabajo y que este alcance para vivir; por justicia; por los bienes comunes, etc. Cuando el villano lo designa Estados Unidos…dudo. Más aún, cuando el coro que apoya viene de tipos como Duque (presidente de Colombia), Piñera, Macri y similares…ahí, ya la duda se apodera de mi todo y el olor a podrido comienza a llegar con los primeros aviones de transporte militar de USA que vienen con la “ayuda humanitaria”.

No vecinxs! No es Trump la paloma de la paz y la justicia. En realidad, los representantes políticos del imperio, nunca han andado con el ramo de olivo en la mano.Lo de ellos es otra cosa. En este caso, seguramente el petróleo, el gas, el oro y otros minerales y…reordenar el patio trasero que, así como se vienen las cosas, es la verdadera gallina de los huevos de oro con sus generosos recursos naturales. Y a falta de las armas de destrucción masiva que sirvieron de excusa para arrasar Irak y derrocar a Saddam Hussein, acá sólo nos queda un “dictador” y, al parecer, graves problemas en la gestión de la economía. ¿Suficiente para invadir?, parece que no, no alcanza. Lo que todos los días vemos en los grandes medios de comunicación, es la otra alternativa para voltear a Maduro, que comienza con la “ayuda humanitaria” de USA y, en este caso, continúa con guerra civil.

La injerencia y los llamados a la intervención militar abierta en Venezuela sigue rondando en la cabeza de los locos de los recursos para el crecimiento sin fin y la guerra. Y aquí no se trata sólo de detener la intervención y exigir el respeto a la autodeterminación de los pueblos, se trata de que hay que impedir a toda costa que el imperio imponga su lógica de guerra en nuestro continente…que es lo que hace cuando anda ávido de recursos y desempolva conceptos como libertad, derechos humanos, etc.

Debemos impedir a toda costa la instalación de la lógica guerrerista en nuestro continente y la idea de que la humanidad tiene su gran hermano, que decide por sobre la opción que hacen los pueblos.

Nos estamos juntando para decir lo nuestro, para unirnos a otrxs y detener este intento de “pax” Yanky, para solidarizarnos con los pueblos y gobiernos amenazados por la avidez de un sistema que relega a más de la mitad de la humanidad a vivir miserablemente y que,como si no fuera suficiente, sólo nos ofrece un futuro incierto.

Contacto: solidlatinoammza@gmail.com

Leer también

PINPOSHA EN LA MOSQUITERA, DÁNDOLO VUELTA TODO

En una entrevista de lo más relajada, Pinposha es una exponente nueva de trap y …