Inicio / Asociación LM / AMASA LA BRISA – SUGERENCIAS DE LECTURA PARA LA NIÑEZ

AMASA LA BRISA – SUGERENCIAS DE LECTURA PARA LA NIÑEZ

COLUMNA BIBLIOTECA POPULAR LA MOSQUITERA 15/04

Hoy nuevamente nos encontramos en este bello espacio de la columna que intenta que los libros, la lectura, y la palabra estén un poquito más cerquita de los y las oyentes. Es por ello que hoy hemos pensando en dos sugerencias de autoras de acá y de un poquito más allá.

Cada de una ellas han sido elegidas por la propuesta movilizante que presentan, porque nos llevan a seguir un paso más luego de la lectura, y porque tocan con la palabra temas que han sido considerados temas de grandes, como diría Serrat en la canción representativa de la mirada adultocentrista de la niñez :

 “Nada ni nadie puede impedir que sufran
Que las agujas avancen en el reloj
Que decidan por ellos, que se equivoquen
Que crezcan …”

Y un poco de la mano de esta frase que nadie puede impedir que sufran que nos decía Serrat, vienen el libro llamado “Brisas de Otoño” de la escritora Beatriz Ré con ilustraciones de Irene Singer.

Beatriz  es oriunda de Santa Fe y desde allá comparte este ejemplar pero también cuenta con otras preciosas obras como “Alba”, “Un libro – juego” o “Barquito de papel”, “La O es un globo terráqueo”, entre otros.

“Brisa de Otoño” se encuadra dentro de esa lectura que rompe con una mirada de infancia en la que ciertos temas no se tratan, no se hablan; en la que ciertos temas se callan porque duele, como si el silencio albergara el dolor e hiciera tal vez, con un poco de magia, que desaparezcan; Sin embargo se conjugan las palabras adecuadas que hacen que ese silencio nos hable de lo que no debe callarse, como dice Liliana Bodoc a través del silencio como “un poema es un solo silencio con las palabras adecuadas, se dice lo que se necesita decir”; magnífica palabra que dice tanto, y es justamente allí donde se encuadra este libro.

Un libro que emociona, conmueve, que toca hilos que duelen pero que nos habitan o pueden habitar en la niñez. Encontrarse con esta lectura mueve fibras pero también es empático porque muestra justamente cómo se aborda un momento de dolor, cómo se transforma desde una mirada de una niña, con un accionar de niña, llega a ese punto, saliéndose del foco adulto, ese punto hace que este libro cargado de metáfora sea altamente recomendado en este otoño, donde algo muere para después renacer.

El segundo libro que compartimos en este espacio también está cargado de emociones pero que nos lleva a compartir momentos de lectura y de amor con las manos, es “Masa Madre” de Natacha Ortega, con ilustraciones de Matías Acosta.

Un libro que nos invita a jugar con la palabra, lleno de chispas de poesía para amasarlas, y abrir los oídos a la música que acompaña este bello libro.

Un libro hecho en nuestra tierra, un libro que conjuga la poesía, la receta, el juego y la música, ya que trae un Código QR con la canción interpretada por Dragón Dorado.

Un libro que invita, invita a crear, a jugar, a cocinar juntos una receta ancestral como es la receta del pan pero también como lo es la receta de la palabra poética como la palabra que me permite tejer puentes con los silencios.

Compartimos a continuación la columna de la Biblioteca Popular La Mosquitera:

Escuchanos por la FM 88.1 radio comunitaria La Mosquitera.

Leer también

“EL SANADOR DEL VALLE”

El pasado 19 de ocubre se presentó en San Carlos, el libro “Victorino Tagarelli, el …